La Esperanza: asesinan de 6 balazos a taxista por hablar con mujer - Trujillo Noticias

La Esperanza: asesinan de 6 balazos a taxista por hablar con mujer

El taxista Edin Abel Miranda Avalos, de 27 años, salió a bailar a un cumpleaños, la tarde del domingo, y terminó asesinado a balazos, horas más tarde. El crimen ocurrió a la altura de la manzana 59 del primer sector de Wichanzao, en La Esperanza (a pocos metros del camal municipal).



Edin vivía en la cuadra 15 de la avenida Tahuantinsuyo, y ese día, en la mañana, recibió varias llamadas en su celular. Eran sus amigos, que le insistían para que vayan al cumpleaños de otro muchacho, cerca del camal.

Cuentan los deudos que le insistieron tanto que al final terminó por aceptar la invitación de los jóvenes. Y con ellos se dirigió a la fiesta. De la casa salió aproximadamente a las cuatro de la tarde.

Ya en la reunión, la cerveza empezó a circular de mano en mano. Nadie presagiaba la tragedia que estaba a punto de escribirse.

Según fuentes policiales, alrededor de las ocho de la noche se produjo un conato de pelea. Uno de los protagonistas fue Edin, quien había entablado una amena conversación con una muchacha cuyo novio estalló en celos.

Como era de esperarse, el individuo en cuestión le reclamó al taxista por haberse atrevido a hablarle a su chica. Entonces ambos discutieron y casi se fueron a los golpes. Los demás asistentes debieron separarlos.

A las 10:30 p. m., Edin y sus amigos salieron de la fiesta, pensando que el sujeto ya se había marchado y no representaba ningún peligro.

Sin embargo, cuando llegaron a la esquina (en donde tomarían un taxi para regresar a sus casas) fueron sorprendidos por dos hombres con capuchas y gorras negras.

Uno de ellos empuñaba un arma de fuego y le disparó varias veces al joven taxista mientras los demás muchachos corrían en distintas direcciones para salvarse.

Edin también corrió unos metros, pero solo a él lo persiguió el criminal. Fueron los seis los disparos que acabaron con su vida: tres le cayeron en la espalda y otros tres en la cabeza. Tras perpetrar el crimen, el homicida y su cómplice escapó.

Por su parte, los vecinos llamaron a la policía. Minutos después llegaron los agentes de la comisaría de Jerusalén y del Departamento de Investigación Criminal Norte (Depincri). Ellos corroboraron que ya el muchacho había dejado de respirar.

Quien también se dirigió a la escena fue el fiscal Manuel Utano Zeballos, quien ordenó el levantamiento del cadáver.

El personal del  Dipincri Norte ya trabaja en el caso. El principal sospechoso es el hombre con el que Edin discutió en la fiesta.

Trascendió que Edin era padre de dos niños pequeños. Su esposa espera que el homicida sea prontamente encarcelado.