Hampones sectorizan el cobro de cupos a transportistas - Trujillo Noticias

Hampones sectorizan el cobro de cupos a transportistas

quemado-bus



Cobran “peaje”. Las organizaciones criminales han inventado una nueva modalidad de extorsionar, pues ahora cobran tarifas que fluctúan entre S/ 1.50 y S/ 3 por cada urbanización, distrito o tramo de la ciudad que recorran diariamente, llegando a percibir millonarias sumas que, en el peor de los casos, ascienden hasta S/ 50 millones mensuales.

Para el presidente de la Central Regional de Transporte Urbano de La Libertad (Certull) —la cual agremia a 14 empresas y mil 234 microbuses—, Orlando Villanueva Salvatierra, los empresarios prefieren pagar al hampa porque no tienen fe ni confianza en la Policía Nacional debido, según dijo, a que las veces que han denunciado, las quejas han caído en saco roto.

“Ante la incertidumbre y falta de compromiso, algunos optan por tratan directamente con los delincuentes. En Certull se llega a desembolsar entre S/ 1.50 S/ 3 a las bandas, que ahora se han sectorizado, son gente hábil y cobran según el número de cuadras o urbanizaciones que cuidan. Ellos nos piden el dinero según el número de carros y rentabilidad de la ruta. Ellos nos dicen: ‘Estás pasando por mi barrio y tienes que matricularte; pasa por ‘cajatambo’, comentó.

En tal sentido, explicó que un microbús recorre siete sectores citadinos en una sola vuelta de ruta y que, al día, da siete vueltas. Así, si se multiplica S/ 1.50 por siete territorios – en una sola vuelta-  se obtiene un total de S/ 10.50 por trayecto. Pero si esta cantidad se multiplica por las siete vueltas diarias recorridas, se obtienen S/ 73.50 al día desembolsados por cada vehículo.

Haciendo cálculos, al mes las bandas percibirían S/ 2 mil 205 por cada unidad. Si tenemos en cuenta que son mil 234 microbuses los que circulan en Trujillo. Certull por ejemplo,  desembolsa al hampa cada mes resultado es de S/ 2 millones 720 mil 970. “Incluso, ellos (delincuentes) llegan a cobrar en forma semanal, quincenal o mensual y mandan a un adolescente, niño o niña. Una empresa paga hasta a siete bandas en una sola vuelta. Todo eso lo sabe la Policía y no hace nada”, sentenció.

Negocio redondo

Por su parte, el presidente de la Confederación Regional de Empresas y Transportistas de La Libertad (Coretralib), Andrés Sánchez Esquivel, dijo que su gremio acoge a 20 compañías de camionetas rurales (combis) y mil 800 unidades que, al igual que sus colegas microbuseros, deben ceder a los chantajes criminales, según el tramo, sector y número de vueltas recorridas.

Sin embargo, no quiso entrar en detalles específicos por el temor natural de ser sindicado como cómplice de las bandas lumpenescas, al igual que los dos gerentes de transportes apresados hace poco, luego de ser acusados de colaboradores del hampa.