Acusan a Poder Judicial de no pagar indemnización - Trujillo Noticias

Acusan a Poder Judicial de no pagar indemnización

denunciante-a-pj



Flor de María Medina Alvites, de 48 años, denunció que el Poder Judicial no cumple con pagarle la indemnización que se le asignó tras el fatídico accidente en el que ella quedó grave y además perdió a Cristian, su hijo, de solo 9 años de edad.

El funesto episodio ocurrió la tarde del 9 de febrero del 2009, cuando Medina se dirigía a una piscina del centro con Cristian, Alejandro (su hijo mayor, entonces de 14 años) y Walter (su vecinito, de 12).

Lo sucedido fue realmente escalofriante. Primero una camioneta del Poder Judicial que se desplazada por Independencia hacia la avenida España chocó contra un micro de la empresa Ícaro que iba por Alfonso Ugarte. La colisión causó que el chofer de este último vehículo pierda el control del volante, suba a la vereda y pase por encima de Flor y los niños.

El resultado fue francamente fatal: Cristian y Walter murieron en el acto. Flor y Alejandro quedaron graves. Quien también sufrió las consecuencias fue la contadora Silvia Revilla Cabrera. La profesional salía de su estudio y estaba cerca del grupo cuando se produjo la tragedia. Ella perdió un brazo, lo que cambió para siempre su vida.

Ni bien fue dada de alta, varios meses después, Flor emprendió una implacable batalla legal para que los causantes de la desgracia asuman su responsabilidad, o sea, el Poder Judicial y la empresa Ícaro.

El proceso terminó recién en 2011. Un juzgado estableció que sea el mismo Poder Judicial el que indemnice a los agraviados. Se fijó un monto para cada uno y se dispuso que el desembolso se realice por partes, cada 30 días.

Los primeros meses, el pago se realizó de manera regular. Se destinaba seis mil soles que debían repartirse equitativamente entre Flor, Silvia Revilla e Isabel Díaz Sevillano (madre del pequeño Walter). Sin embargo, desde hace ya algún tiempo los afectados dejaron de recibir el dinero de manera completa.

“Empezaron a darnos dos mil, tres mil… una vez nos dieron 500 soles —denunció Flor de María, con suma indignación—: nos tocó 150 soles para cada uno, y eso no nos alcanza para solventar nuestros gastos”.

El colmo del asunto es que desde hace dos meses no han recibido nada. “Hemos ido a hablar con el juez, este nos mandó a buscar al administrador, y este nos envió a reclamar a Lima… Hemos ido para allá, pero fue en vano, pues nos regresaron a Trujillo. En otras palabras, nos están paseando”, agregó.

Flor requiere el dinero pues el accidente le dejó la pelvis fracturada, por lo que camina a duras penas. Eso lo imposibilita trabajar. Casi lo mismo sucede con la contadora. Antes de que ocurra la tragedia, Silvia Revilla administraba su propio estudio y era docente en la UPN, pero lo perdió todo debido al tiempo que le tomó recuperarse (aparte, claro, del brazo).

Flor dice que literalmente deben ir a pedir limosnas a la Corte, por lo que instó a las autoridades a que se sensibilicen y cumplan con el pago. “El monto que aún me deben es de 130 mil soles —precisó—. A la señora Isabel Días le deben también 130 mil, y 90 mil a la contadora. Supuestamente nos iban a pagar mensualmente, pero desde hace dos meses que no nos dan nada. Por eso pedimos que se nos pague todo de un solo golpe”.