Doce horas de lluvia preocuparon a trujillanos - Trujilloinformado.com

Doce horas de lluvia preocuparon a trujillanos

Tras las 12 horas de lluvia que la madrugada de ayer nos hizo recordar los tormentosos días que marcaron a nuestra ciudad, en marzo del año anterior, los trujillanos tendrán que prepararse para soportar, en los próximos días, más precipitaciones pluviales, de ligera a moderada intensidad.



Así lo confirmó ayer en comunicación telefónica con periodistas de la Industria, desde Lima, el responsable de la oficina de Pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Jhoan Chancafe Alberca, debido a un fenómeno de trasvase originado en las fronteras amazónicas de Perú y Brasil.

“Las lluvias de ayer (noche del miércoles y madrugada del jueves) generó en Trujillo un promedio de 4.4 milímetros, es decir, cuatro litros de agua por cada metro cuadrado. La misma medición se dio en el distrito de Casa Grande y en la jurisdicción de Gran Chimú. Estas lluvias se mantendrán en los próximos días y es posible que duren hasta el lunes”, aseveró.

Explicó que el origen de estos aguaceros radica en los fenómenos de humedad presentados en la Amazonía brasileña, los cuales ingresan a Perú vía frontera y son desplazados por los vientos hasta posicionarse en la sierra de nuestro país. No obstante, las caídas de agua presentadas en las últimas horas forman parte de la climatología propia del otoño.

La mañana de ayer, recorrimos diversos puntos de la ciudad y comprobamos lo deterioradas que quedaron las calzadas y demás arterias debido al aguacero. La primera zona afectada fue el Centro Histórico de Trujillo que, al carecer de un sistema de drenaje pluvial, sufrió el empozamiento de las aguas en pistas, veredas y techos de viviendas.

En la misma línea, las pistas de las avenidas Jesús de Nazareth, Federico Villarreal, América Oeste, Antenor Orrego, Miraflores y su prolongación, Túpac Amaru, América Norte y Sur quedaron literalmente enlagunadas, ya que el agua pluvial quedó atrapada entre grandes orificios. “El agua desgasta las llantas y malogra la dirección de nuestros vehículos”, se quejó el taxista Roberto Gonzáles Ávalos. (Fuente: laindustria.pe)