Sospechoso confesó que asesinó y quemó a niña de 11 años



Se declaró culpable. César Alva Mendoza se atribuyó el asesinato y el haber quemado a la menor de 11 años que desapareció el primer día de enero luego de asistir a sus clases de vacaciones útiles en la comisaría de Canto Rey en San Juan de Lurigancho en Lima.

La información fue divulgada por Perú21, donde Alva Mendoza admitió, durante el interrogatorio que fue sometido por policías, que actuó solo. En el transcurso de la tarde cobró fuerza el rumor que una mujer habría ayudado al implicado a trasladar el cuerpo de la menor a un descampado. En este primer interrogatorio no precisó sobre la presentación violación.

Como se sabe, César Alva intentó darse a la fuga pero fue detenido en Ica y trasladado a la comisaría de La Tinguiña donde dijo que en Lima “esclarecería las cosas”.

El padre de la menor exige la pena de muerte. (Fuente: laindustria.pe)