MPT responde a Informe de Colegio de Arquitectos por trabajos realizados en plaza de Armas

Luego de una inspección por parte del Colegio de Arquitectos, a los trabajos realizados en la plaza de Armas, la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) se refirió a lo vertido en dicho documento, en el cual se encontró una serie de recomendaciones del colegio profesional que coinciden con lo ya hecho por la comuna. Así lo dio a conocer el gerente de la MPT, Bernardo Alva Pérez, quien junto al gerente del PAMT, Mario Falero Ramírez y la Gerente de Obras, Liz Arroyo, explicó los detalles del informe emitido por el colegio profesional.



En ese sentido, dijo que dicho documento reafirma la necesidad de remozar el deteriorado piso de cemento anterior de nuestra plaza Mayor, refiriendo que ‘el paso del tiempo y las condiciones climáticas han afectado al piso, encontrándose en mal estado de conservación, lo que hace necesaria su renovación’.

Así también, el informe es claro al indicar que ‘es imposible lograr una tonalidad homogénea en el concreto’, al tratarse de un material de origen natural como la piedra que es la materia prima para el cemento, por lo cual van a existir ciertas diferencias en el color.

“No obstante, estamos a la espera de concluir el proceso de fraguado durante el cual el concreto va cambiando de coloración y al haber paños que se subsanaron hay diferencia de tonos. Este tiempo concluye el 14 de febrero, fecha en la cual  tanto la Gerencia de Obras como la empresa contratista acordaron intervenir, de ser necesario.”, explicó Bernardo Alva Pérez.

Con respecto al sardinel más cercano al monumento, se detalló que si bien esta escultura central no ha sido materia de intervención, con el paso del tiempo ha cedido y el sardinel ha bajado su nivel. “Por tanto, no podíamos dejarlo inclinado pues en caso de lluvias se podría acumular el agua alrededor del monumento. Esto tiene que tener un desfogue hacia la parte más baja de la plaza que es la esquina de Independencia con Diego de Almagro.”, dijo la autoridad administrativa.

Así también, indicó que el informe de dicho colegio profesional concluyó que  el brillo que tenía la plaza de Armas se ha conseguido con el paso del tiempo y del uso.

Incluso, agregó, el piso actual superó la calidad que tenía en durabilidad y soporte. “El concreto anterior se llevó al laboratorio y comprobamos que tenía 170 kilos por centímetro cuadrado de resistencia y una vida útil ya caducada. En cambio, nuestro expediente estableció que debíamos colocar 210 kilogramos por cm2, y los informes del cemento empleado incluso superan esa calidad.”, manifestó Alva Pérez.

De otro lado, el gerente del PAMT, Mario Falero Ramírez, manifestó que respecto al control de calidad que refiere el Colegio de Arquitectos, éste se ha realizado durante todo el proceso de intervención. “Los controles de calidad se han ido haciendo sucesivamente durante todo el avance de la obra en un laboratorio específico.”, refirió.