Sicarios acribillaron a mototaxista en Florencia de Mora

La víctima era conocido como Mocho. Fingieron pedir una carrera y le dispararon ni bien se estacionó.

El domingo en la tarde, la esquina de las calles 7 de Junio y 22 de Febrero, en Florencia de Mora, se convirtió en escenario de otra salvaje historia de violencia: dos delincuentes asesinaron de tres disparos al mototaxista Luis Alberto Chávez Rodríguez, de 39 años.

Cuando se encontraba a pocas cuadras de su vivienda, buscando pasajeros, Chávez frenó para recoger a dos hombres que, supuestamente, requerían de sus servicios. No sabía, por supuesto, que en realidad se trataba de dos sicarios que habían sido contratados para eliminarlo.

Ni bien se estacionó, uno de los hombres se acercó a la cabina y le disparó tres veces. Los proyectiles atravesaron la luna de acrílico y le cayeron a Chávez en el pecho, la axila y el muslo. El desafortunado mototaxista quedó con la vida pendiendo de un hilo.

Tras perpetrar el atentado, los criminales se dieron a la fuga. Los vecinos, por su parte, llamaron a los familiares y a la policía.

Américo Chávez Rosas, padre del baleado, lo trasladó al policlínico de EsSalud, pero el médico que atendió la emergencia le dijo que ya no podía hacer nada por su hijo.

 

SOSPECHOSA LLAMADA 

Los deudos relataron ante la policía que Chávez había recibido una llamada en su celular cuando aún se encontraba en casa. Luego de cortar la comunicación, salió diciendo que iba a hacer una carrera.

Incluso colocó en el parabrisas el cartel de ‘fuera de servicio’, por eso se presume que se dirigía a ver a alguien conocido.

Luis Alberto Chávez o ‘Mocho’ (como solían llamarlo) huyó hace algún tiempo a otra ciudad debido a que unos delincuentes lo habían amenazado de muerte.

La policía investiga algunas hipótesis. Según una de ellas, Chávez habría estado involucrado en la muerte de Cristopher Gutiérrez Castillo (31), alias ‘Perro Ñato’, ocurrida en octubre del 2015, en la calle 29 de Junio (también en Florencia).

‘Perro Ñato’ había sido acusado de trasladar al sicario que eliminó al animador Jaime Paz Villarreal, pariente de quienes dirigen la banda ‘Los Pulas’.

Enterados de su participación en el homicidio, ‘Los Pulas’ habrían decidido cobrar venganza, y para ello se habrían puesto en contacto con Chávez para que los ayude a ubicar a ‘Perro Ñato’, a quien conocía.

Se cree que Chávez pensó que, desapareciendo por un tiempo, sus enemigos olvidarían la venganza, pero al parecer se equivocó.  (Fuente: satelite.pe)

Danos tu opinión

Comenta